Te mereces ser feliz en pareja sin renunciar a ti misma.

Terapia de pareja | Autoestima | Acompañamiento en procesos de ruptura

Ayudo a las parejas que quieren resolver aquellos conflictos que les permiten ser felices. Una pareja feliz es aquella en la que dos personas independientes tienen un camino común que permite a ambos desarrollar todo su potencial de manera compartida.



  • ¿Sientes que has perdido conexión con tu pareja, que los conflictos han cobrado protagonismo y no sois capaces de comunicaros de forma asertiva?
  • ¿Te gustaría mostrarte como eres y recuperar el vínculo e intimidad con tu pareja?
  • ¿Crees que habéis perdido la pasión de los primeros momentos y te has dado cuenta de que esa parte sigue siendo importante para ti?
  • ¿Sientes cierta confusión entre el amor y el apego y te gustaría aclarar tu mente y saber en qué punto te encuentras dentro de tu relación?
  • ¿Tienes dudas sobre si quieres seguir en la relación en la que estás y te gustaría tomar una decisión al respecto?
  • ¿Acabas de romper una relación y necesitas acompañamiento para transitar por el proceso de duelo de forma sana y constructiva?

Os puedo ayudar

Hola, soy Ana Sánchez-Anegón, terapeuta emocional.
Ayudo a parejas a mejorar su relación y descubrirse de nuevo y a mujeres que están viviendo un proceso de ruptura a recuperar su autoestima y sentirse merecedoras de nuevo.
Ana Sánchez

CEO El Animal Emocional

Yo también me encontré en un callejón sin salida. Mi ansiedad comenzó a dispararse y mis emociones eran difíciles de controlar. Sentía que mis días transcurrían sin darme cuenta y la sensación de malestar era imparable.

En un momento puntual, sentí que no estaba viviendo como siempre me había imaginado. Nos torturamos por alcanzar una vida perfecta,
sin pararnos a pensar cómo y de qué manera queremos vivirla, sino más bien de la manera que imaginamos que los demás quieren que la vivamos.

Además, ser mujer en un mundo patriarcal no es sencillo y nos bombardean desde pequeñitas con cómo debemos ser para alcanzar la perfección.
Nuestra educación se centra en deberes y obligaciones. Esto hace que se nos olvide cuidar de nosotras mismas y centrarnos en nuestros deseos, sueños, aspiraciones y necesidades personales y espirituales.

Yo también tuve miedo ante las críticas de los demás y me sentía insegura acerca de cómo debía afrontar mis frustraciones y problemas. No sabía atender a lo que realmente deseaba, me había acostumbrado a actuar en función de lo que se esperaba de mí. Sentía que ser mujer era algo más, algo que no me habían enseñado a ser y que debía construir por mí misma.

Al final, opté por pedir ayuda. Gracias a la terapia, me armé de valor para luchar por lo que realmente deseaba. Me dio fuerzas. Fuerzas que salieron de mi interior, de una Ana que estaba deseando SER ella misma, sin importarle lo que los demás pensaran de ella. Ahí es cuando entendí qué significa la libertad. La libertad era poder ser yo misma sin miedos, dejar de juzgarme, vivir como lo deseaba y fluir. Y eso hizo que mis emociones se volvieran mis aliadas y me acompañaran en mi paz y bienestar.

Lo más importante es reconocer que necesitas ayuda y saber pedirla. Tienes que estar decidida y preparada para recibirla. No lo dejes pasar por más tiempo, y, sobre todo, no vale la pena sacrificar una vida de plenitud y Felicidad. Sí, con mayúscula. Te garantizo que, si yo he podido dar el paso y conseguir ser feliz, ¡tú también puedes!

Con mi Programa Florece tendrás un mes de sesiones semanales conmigo en las que podrás:

1-Mejorar tu relación contigo misma y con tu pareja:
⦁ Aprender a conectar contigo misma para poder conectar de nuevo con tu pareja.
⦁ Aprender a manejar tus emociones en situaciones de conflicto y disponer de herramientas para expresarte con asertividad.
⦁ Aceptar las limitaciones propias y de la pareja.
⦁ Recuperar la capacidad para trabajar con tu pareja como un equipo, siendo capaz de establecer metas y planes de vida conjunto.
⦁ Definir límites sanos con las familias de origen y amigos.
⦁ Superar las infidelidades y aprender de ellas.
⦁ Recuperar la pasión y el deseo sexual.
⦁ Desarrollar una comunicación sexual que te haga reconectar con tu pareja recuperar momentos de intimidad.
2-Recuperarte del duelo de una ruptura:
⦁ Desapegarte de tu relación actual y tomar decisiones desde la seguridad en ti misma.
⦁ Aprender a manejar las emociones propias de un duelo de ruptura y a transitar a través de ellas ganando en autoconocimiento y aceptación.
⦁ Recuperar tu autoestima y confianza en ti.
⦁ Aprender a superar las barreras que te impiden confiar de nuevo en otra relación.
animalemocional1

Tú también puedes recuperar tu equilibrio emocional y vivir sin exigencias. Ellas ya lo han conseguido.

Testimonios Terapia
Elena Rodríguez

Especialista en Comunicación - 30 años

``Ana se puso en mi lugar desde el principio. A través de su capacidad de escucha, ha entendido lo que le decía sin interpretaciones.

Me ha ayudado a poner en orden mis ideas, y ver las cosas desde una perspectiva que antes desconocía. Es como dar un paso atrás para mirar bien lo que me está pasando y así analizar y tomar decisiones desde un ángulo diferente.

Gracias a la terapia, me he vuelto más consciente de mis emociones y he aprendido a gestionarlas. También, he aprendido que es bueno no exigirse tanto, lo cual me hace sentirme más relajada. Además, me ha servido para ver más cualidades en mí y generar seguridad en mí misma.

Lo recomendaría a todas aquellas amigas que se encuentran muy perdidas como lo estuve yo``

Marta Castillo

Educadora Infantil - 33 años

``El trabajo de Ana y la orientación humanista en la que basa su método - para nada conductual - fue lo que me convenció por completo.

La transformación que estoy viviendo me ayuda a ser más consciente de mis emociones y pensamientos, y experimentar y aprender el efecto que tienen en mi vida.

Desde el comienzo no me he sentido juzgada ni dirigida. Lo contrario, totalmente segura y con confianza a la hora de irme abriendo en las sesiones, lo que me ha permitido sacar de mí cosas de las que no era consciente. Me siento más conectada conmigo misma, considero que mi autoestima ha mejorado y estoy superando miedos y barreras muy concretas de mi vida.

He descubierto también asuntos que tenía enquistados, influyendo muy positivamente en la forma de relacionarme conmigo y con los demás.

Considero que está siendo una inversión asequible para mí, como quien paga un gimnasio o se va a un sitio especial a cenar un día. Al final se trata de cuidarse. Recomiendo sus terapias a todas aquellas que necesiten conocerse más a sí mismas y tengan que dar pasos hacia adelante para vivir más plenamente. Para ello, creo que hay que aprender con ayuda``.

Sesiones adaptadas a ti

Cada semana y durante una hora, en mis sesiones tendrás la oportunidad de convertirte en la persona que quieres ser.
Nos reuniremos semanalmente, tanto online como presencial. Tú decides cómo y por cuánto tiempo quieres que este acompañamiento emocional dure.
Te garantizo que, en menos tiempo del que crees, te convertirás en una mujer segura, fuerte y llena de confianza. Serás capaz de quererte tal y como eres, resolver tus problemas y tomar decisiones por tu cuenta sin miedo al qué dirán.
Sin título (2000 x 800 px)

Tú decides cuándo poner fin

Si tú eres la protagonista para iniciar este acompañamiento sería injusto que no fueras la que tome la decisión de poner punto final (o punto y aparte) a la terapia.
Si tienes alguna duda que no has visto resuelta hasta ahora, no dudes en mandarme un WhatsApp o darme un toque y hablamos. También puedes contactarme través de email si prefieres, pero, por favor, dame al menos 24 horas para responder a tu petición.

Tú decides cuándo iniciar y acabar las sesiones sin ningún compromiso. Olvídate de períodos mínimos de 3, 6 o 12 meses.

Cuando sientas que has alcanzado el grado máximo de felicidad, seguridad y autocontrol en tu vida y sientas interiormente esa sensación de: “lo he conseguido”, podrás ponerle punto final a tu proceso.

Contáctame por WhatsApp

    P.D. Estoy muy orgullosa de ti. El punto de partida es siempre el más complicado: reconocer que necesitas ayuda. Es una decisión muy valiente. Ahora que lo tienes claro, no dudes, ¡nos vemos en la primera sesión!