Microsoft y su semana de 4 días: la salud mental y el descanso [“From Business to Being”, un documental]

Microsoft did it. Y sí, es posible. Nos acaba de restregar ese 40% de aumento de la productividad en todos los medios de comunicación. Su prueba de la semana de 4 días en Japón ha resultado esperanzadora. Es posible ser productivo y trabajar menos. Es posible el descanso. Es posible ayudar a la salud mental de tus empleados.

Las empresas medianas y pequeñas todavía no tienen estructuras para llevar a cabo experimentos de ese tipo, pero ¿por qué las empresas siguen sin tener ideas a la hora de mejorar esa necesidad de cuidado de los empleados?

Mi preocupación sobre la salud mental me llevó el otro día a ver un documental llamado “From Business to Being” realizado en Alemania en 2016. En él se ve cómo los profesionales del mundo de las finanzas o del sector automotriz confiesan en las sesiones de coaching su ansiedad y tristeza a la hora de afrontar proyectos muy exigentes en las empresas en donde desarrollan su carrera.

De hecho, en una de las sesiones, un empresario confiesa que lleva trabajando 25 años para la compañía pero que había notado un aumento de la presión y por consiguiente, de su estrés, en la última década.

Las circunstancias en las que vivimos no favorecen a la tranquilidad y el relax que necesitamos como seres humanos para ser capaces de desarrollar un empleo en el que poder alcanzar una satisfacción diaria sin caer en el agotamiento y la enfermedad.

El final del documental está dedicado a la toma de conciencia. Hemos sufrido una gran transformación: vimos que podíamos y queríamos aportar a la sociedad nuestro talento y dejar esa huella en el mundo. Pero nos topamos con compañías que necesitaban prácticamente todas las horas de nuestros días. Algunas personas han dicho “basta” por el camino. No pueden más.

Un gran número de trabajadores están buscado ayuda en el coaching y la psicoterapia. Este proceso, que se realiza dedicando tiempo y espacio a nuestros pensamientos pero también emociones, es absolutamente necesario. La salud mental pasa por desgranar cada una de las necesidades del individuo, ya no desde el punto de vista práctico sino espiritual en el que cada persona sienta que su vida está realizada y gestionada por él mismo.

Una vez que empieza este recorrido, nadie te frena. Cuando tomas las riendas de tu vida no solo mejoras tu bienestar sino tu salud mental y tu felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *